Welcome to my world.

Razones para sonreír:

viernes, 15 de febrero de 2013

Hay momentos en los que ni yo misma me entiendo, soy demasiado cambiante, o demasiado bipolar, o no sé.
Últimamente me estoy cuestionando mucho por cosas que hice antes. Por errores que cometí. Todos cometemos errores, es parte de la vida, de crecer.
Es increíble lo que un comentario acerca de uno mismo te puede hacer reflexionar. Me enteré de algo que dijeron de mi, algo negativo, algo que no me gustó. Y desde ese entonces no paro de cuestionarme cosas, no paro de pensar en eso. En lo que soy, o en lo que dejo de ser. Y está mal, sé que está mal, porque no tendría que afectarme lo que la gente piense de mi. Porque siempre digo eso, digo que no me molesta lo que digan de mi las personas, sobre todo las que no me conocen, siempre vivo diciendo que sólo me importa la opinión de mis amigos y de la gente que quiero, ¿pero es realmente así? ¿realmente no me afecta? ¿por qué reaccioné así entonces? Sobre todo no entiendo por qué me molesta tanto un comentario que es mentira, ¿me afectó tanto al punto de cuestionarme a mi misma?
¿Qué me está pasando?

1 comentario:

  1. No lo tomés así! es muy difícil a nuestra edad no preocuparnos por lo que la gente diga de nosotros y más si es algo negativo. Lo malo siempre nos llega más que lo bueno. Lo mejor que podés hacer es tomarlo y modificarlo, no dejes que te haga mal sin que obtengas ningún bien. Si hay algo malo con vos, intentá cambiarlo, intentá mejorar. Porque si te vas a preocupar, lo mejor que podés hacer es ocuparte.
    Besos y gracias por la comprensión en mi entrada del blog :)

    ResponderEliminar

Gracias por tomarte el tiempo de leerme; lo valoro mucho de verdad,comentá, liberate, la idea es que te expreses. Te lo voy a devolver